Affichage de contenus web

El Servicio de ORL de Valdecilla apuesta por la innovación incorporando la neuronavegación a la cirugía nasosinusal y de base de cráneo

Con una experiencia de cuatro años, alrededor de 30 pacientes se han beneficiado de este sistema que aumenta la seguridad, disminuye la morbilidad y permite realizar procedimientos más complejos

Santander - 08.03.2018

El Servicio de Otorrinolaringología (ORL) del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla ha apostado por la innovación mediante la incorporación de la neuronavegación a los procedimientos quirúrgicos. De hecho, el empleo de este sistema por parte de la sección de rinología del Servicio de ORL sitúa a Valdecilla entre los mejores centros hospitalarios a nivel nacional e internacional.

Con una experiencia de cuatro años, alrededor de 30 pacientes se han beneficiado hasta el momento de este sistema de neuronavegación, estando previsto un incremento considerable de la actividad para los próximos años.

El doctor Roberto Megía, jefe de la sección de rinología, ha explicado que la neuronavegación es un sistema de localización espacial de instrumentos quirúrgicos que correlaciona la posición de los mismos con las imágenes anatómicas del paciente mediante TAC o resonancia magnética.

"De esta forma, se puede conocer en todo momento cuál es la situación exacta de un instrumento dentro de la cabeza del paciente", ha destacado.

"Debido a que las fosas nasales y la base del cráneo son una de las zonas más complejas y de difícil acceso de la anatomía humana, la proximidad que tienen con las orbitas oculares y el cerebro exponen estas estructuras a posibles daños si no se realiza una correcta cirugía".

Por este motivo, el doctor Megía ha valorado la neuronavegación como primordial para el cirujano endoscópico nasosinusal y de base de cráneo. Fundamentalmente, ha señalado, aumenta la seguridad de las cirugías, "ayudando a mantener la orientación en situaciones adversas donde la anatomía esté distorsionada o sea confusa, tanto por variaciones anatómicas o por alteraciones debidas a cirugías previas".

Responsable de la implantación en Valdecilla de la cirugía nasosinusal con navegador junto al doctor Julio Rodríguez, actualmente en el Hospital Sierrallana, el doctor Megía se ha referido, además de seguridad para el paciente, a la posibilidad que ofrece la neuronavegación para llevar a cabo cirugías más completas, "ya que podremos remover estructuras comprobando de antemano que no suponen un riesgo para el paciente".

En cuanto a su utilización, ha comentado que el uso más habitual del neuronavegador en ORL se lleva a cabo en la cirugía de la patología inflamatoria nasal, es decir, en la sinusitis crónica con o sin pólipos nasales.

La frecuencia y utilidad es incluso mayor en procedimientos más complejos, como la cirugía de la patología tumoral, tanto nasal como de base de cráneo (adenomas de hipófisis, meningiomas y estesioneuroblastomas), "ya que permite realizar una cirugía lo más radical posible respetando el tejido sano", ha precisado.

El empleo de la neuronavegación, ha señalado, "nos permite disminuir considerablemente la morbilidad, tanto de lesiones irreversibles (daño al nervio óptico), como reversibles (fístula de líquido cefalorraquídeo)" y la media de estancia hospitalaria de los pacientes.

En este sentido, el equipo multidisciplinar de cirugía endoscópica basicraneal, formado por neurocirujanos y otorrinolaringólogos, lleva empleando la 4ª generación de neuronavegación craneal disponible en el quirófano de neurocirugía para realizar procedimientos complejos de acceso a la base craneal desde su puesta en marcha hace más de cinco años.

De esta forma, el Servicio de ORL se suma a la experiencia del Servicio de Neurocirugía-Unidad de Raquis Quirúrgico, que dispone de esta tecnología desde hace más de 15 años y cuenta con una dilatada experiencia en su utilización en casi 10.000 pacientes.

Montaje en quirófano

En cuanto a la aplicación de la neuronavegación a los procedimientos de ORL, el doctor Megía ha indicado que su montaje no supone más que unos pocos minutos extra de preparación del quirófano por parte de los especialistas que integran la sección de rinología, entre los que se incluyen también el doctor Jaime Viera, la doctora María Costales y el doctor David Lobo.

Este proceso de montaje requiere cargar las imágenes del enfermo en el sistema de neuronavegación, colocando en la cabecera del paciente un brazo con el emisor de ondas electromagnéticas que detectará los instrumentos que se utilicen en la intervención.

"Primero hay que realizar un registro de la cabeza del paciente que relacione la anatomía real con el escáner previamente cargado y, una vez que se verifique la precisión del sistema, se puede comenzar la cirugía", ha aclarado.

Formación

Además del ámbito asistencial, la sección de rinología del Servicio de ORL de Valdecilla desarrolla una importante labor de formación de residentes y estudiantes en materia de neuronavegación.

Según el doctor Megía, con el neuronavegador todos los asistentes a la cirugía pueden seguir el desarrollo del procedimiento de una forma más didáctica, facilitando la comprensión y el conocimiento de este tipo de cirugías tan complejas.

 

5869058

Affichage de contenus web

Affichage de contenus web