Noticia: La crisis sanitaria incide en la lista de espera quirúrgica del SCS con un total de 11.399 pacientes en espera

El Hospital de Laredo es el centro que mejores datos ha registrado al no contabilizar esperas superiores al año

Santander – 28.01.2021

La lista de espera quirúrgica del Servicio Cántabro de Salud al cierre de 2020 se ha situado en 11.399 personas y una demora media de 144,93 días que, respecto a los datos de 2019, cierra el ejercicio con 829 pacientes más y una demora que se ha visto aumentada en 44,42 días.

Un balance que se arrastra debido a las consecuencias del bloqueo de la actividad ocasionada por la primera ola de la COVID-19, en el pasado mes de marzo, cuando la crisis sanitaria obligó a reducir las cirugías más urgentes.

No obstante, cabe destacar que, incluso en las épocas más duras de la pandemia, se ha mantenido la actividad quirúrgica de los procesos urgentes, oncológicos y de aquellas patologías no demorables.

Asimismo, con 878 operaciones en cola y una demora media de 78,04 días, el Hospital de Laredo es el centro que mejores datos ha registrado al no incrementar esperas superiores al año.

Por centros hospitalarios, el Hospital Universitario Marqués de Valdecilla cuenta con una lista de espera quirúrgica de 7.369 pacientes y la espera media se ha situado en 152,22 días mientras el Hospital Sierrallana registra 3.152 personas, con una demora media de 146,50 días.

Es por ello que el SCS ha diseñado una estrategia para hacer frente a la demanda ocasionada por la pandemia a través de la puesta en marcha de distintos planes de contingencia preparados para cada hospital. Como bien ha explicado la directora gerente del SCS, Celia Gómez, “a diferencia de lo que pasó en primavera, cuando tuvimos que replegarnos y abordar lo más urgente, en la segunda ola los centros aguantaron bien; y a día de hoy seguimos manteniendo la mayor parte de la actividad”.

Gómez explica que “estos datos suponen que los pacientes con operaciones programadas complejas acumulan más demora”, y señala que se ha conseguido reducir la lista en el segundo semestre en 543 personas.

Asimismo, la directora del Servicio Cántabro de Salud reconoce que “el reto de 2021 es abordar la solución de los pacientes que acumulan más de un año de demora, en la que figuran 1.008 personas”, cuando en 2019 se había conseguido reducir a 35 casos.

“Es más, aunque el objetivo de la legislatura se haya visto afectado por la pandemia, ahora los esfuerzos tienen que concentrarse en atender a esas personas que ya tienen un año de demora”, declara Gómez.

Por especialidades, el mayor número de pacientes a la espera de una intervención quirúrgica se ha situado en traumatología (4.159), oftalmología (1.966), y cirugía general y digestivo (1.740), aunque estas dos últimas han reducido el volumen de personas pendientes de operar respecto al año 2019.

Además, según ha manifestado Celia Gómez, “incluso durante lo peor de la pandemia se pudo mantener la cirugía urgente y no demorable, los procesos oncológicos y los trasplantes”.

A continuación, se han ubicado urología (708), ginecología (571), otorrinolaringología (511), cirugía plástica (403) y cirugía vascular (372).

Por último, la directora, consciente de la incertidumbre en la evolución de la crisis sanitaria de la COVID advierte que “tenemos que ver cómo se va a desenvolver la primavera y si podemos seguir manteniendo la actividad como estos meses”, ya que el día a día permitirá contener las listas evitando que haya más aumentos y poder continuar con la disminución, aunque sea “de forma progresiva”.

En cuanto a la derivación a centros concertados por planes de choque se ha visto reducida su actividad respecto a las derivaciones del año anterior en un 36,8%, como consecuencia de la pandemia por COVID-19 y el estado de alarma que, ya durante el primer semestre, provocó la suspensión de las intervenciones programadas del SCS en estos centros.

En el segundo semestre de 2020 se realizaron el 73,3% de las derivaciones de todo el año, 3.149 pacientes, y en comparativa con las derivaciones realizadas en el segundo semestre de 2019 son 546 pacientes menos. Tan sólo en los meses de julio y septiembre se han derivado menos de 500 pacientes al mes.

12661843