Noticia: Sanidad explica a las cofradías de pescadores su plan de vigilancia intensificada para garantizar la seguridad de las embarcaciones durante la costera

El director general de Salud Pública coincide con los pescadores en la “situación única y específica” del trabajo en la mar y quiere conocer de primera mano “sus principales necesidades” para coordinar el plan

Santander – 05.02.2021

Las cofradías de pescadores de Cantabria ya están al tanto de la estrategia de vigilancia intensificada que la Consejería de Sanidad ha diseñado para garantizar la seguridad de las embarcaciones durante la costera del bocarte. Ha sido el propio director general de Salud Pública, Reinhard Wallmann, el que se lo ha explicado a la Federación que aglutina a los representantes del sector pesquero en la región.

Al igual que ya hiciera la semana pasada con las industrias pesqueras de transformación, el titular de Salud Pública, quiere “conocer de primera mano la opinión de todo el sector”, para adaptar el plan a sus necesidades específicas y coordinar “minuciosamente” las medidas.

“Se trata –ha explicado- de aplicar un tratamiento específico al sector pesquero, que implemente herramientas más exhaustivas de prevención y detección del Covid-19 entre los pescadores”.

Además, se ha comprometido a, si se dieran las circunstancias, intensificar el trabajo de Salud Pública para agilizar los estudios de contacto y de brotes entre los barcos pesqueros.

Entre los representantes del sector pesquero que han acudido a la cita se encontraban el presidente de la Federación y Patrón Mayor de Santoña, Miguel Fernández; el vicepresidente, César Nates; su secretario, Enrique Paz, y Carlos Gutiérrez, miembro también de la Federación.

El trabajo en el mar, situación única y específica

Tal y como ha recordado Reinhard Wallmann la costera es una actividad productiva con una situación epidemiológica muy particular en la que “los profesionales del sector trabajan con proximidad, permanecen horas e, incluso, días, en espacios reducidos e interactúan continuamente, muy alejados físicamente de los centros de atención sanitaria”.

Los marineros tienen una situación “única y específica” y, además, en las embarcaciones, por la naturaleza de la faena y la exposición permanente al agua del mar es complicado el uso correcto de las mascarillas, ha añadido el director.

Por último, Wallmann ha tenido palabras de elogio tanto para la Federación de Cofradías como para los trabajadores del sector “realmente preocupados por cumplir todas las recomendaciones sanitarias” que son para ellos una prioridad y hacerlas compatibles con una actividad tan importante para la región como es la pesca.

Además, ha aprovechado para volver a insistir en la calidad y seguridad de todos los productos de la pesca y sus conservas. “Los productos de Cantabria con origen en nuestras costas son de gran calidad y su consumo ofrece plenas garantías y total seguridad”, ha añadido.

Anexos:

12783222