Noticia: Sanidad y la UME se reúnen para planificar la colaboración de los rastreadores militares en Cantabria en el seguimiento de casos COVID

La directora gerente del SCS y la directora general de Salud Pública han mostrado la actividad y metodología de trabajo que se desarrolla en la unidad de vigilancia epidemiológica e intervención del Hospital de Liencres

Santander - 04.09.2020

La Consejería de Sanidad y la Unidad Militar de Emergencias (UME) se han reunido esta mañana para planificar la colaboración de los rastreadores militares para el seguimiento en Cantabria de casos positivos y de las personas con las que han tenido contacto estrecho.

Este encuentro ha servido para dar a conocer a los miembros de la UME la sistemática de trabajo que desarrollan los rastreadores en la comunidad autónoma y la organización de la vigilancia en los casos COVID.

Por parte de la Consejería de Sanidad han asistido la directora gerente del Servicio Cántabro de Salud, Celia Gómez; la directora general de Salud Pública, Paloma Navas; el director general de Transformación Digital y Relaciones con el Usuario, Santiago García; la directora gerente de Atención Primaria, Alicia Gómez; y el subdirector general de Salud Pública, Juan José Sánchez.

En representación de la UME han participado el teniente coronel José Alberto Barja, jefe del V Batallón de Intervención en Emergencias (BIEM V); y el teniente coronel médico Fernando Moro, jefe de Sanidad BIEM V. También han asistido, en representación del Ejercito de Tierra, el teniente coronel Rafael Blasco, jefe del GACA I del Regimiento de Artillería de Campaña nº 11 (Burgos), y el capitán Rubén García.

Posteriormente se ha realizado una visita a la unidad de vigilancia epidemiológica e intervención situada en el Hospital de Liencres, recorriendo las áreas y salas de trabajo de los rastreadores para conocer la metodología de trabajo, las herramientas que se utilizan en el rastreo, la formación que se imparte y las aplicaciones que se emplean.

Durante el recorrido por las distintas dependencias, han conocido sobre el terreno el funcionamiento y el proceso de seguimiento de contactos que llevan a cabo los rastreadores, garantizando que los casos positivos cumplen con las recomendaciones sanitarias y tratando de establecer posibles líneas de transmisión del virus para frenar su expansión.

Cantabria ha solicitado el apoyo de 50 rastreadores militares, que se sumarán a los 138 profesionales que se encuentran activos desarrollando esta función.

Anexos:

9986112